Defensa con agarre invertido, esquiva en salto y salida exterior con corte a la mano





El combate con el cuchillo en agarre invertido es más arriesgado y solo destinado a ejecutar ataques o para usuarios expertos. La razón de ello es que la distancia en la que podemos defendernos se acorta. En este vídeo observamos que, ante la primera estocada, el defensor valora la distancia realizando una esquiva en salto. Ante la segunda estocada, entra en diagonal con corte en gancho a la mano que empuña el atacante y posterior apuñalamiento de la arteria renal en corte semicircular.

Finalmente, el defensor gana distancia, reacción que solamente se realiza en el caso de tener más oponentes o tener que proseguir otras acciones. Lo más eficaz es continuar con la contra, muy cerca del contrario, realizando otros cortes a puntos vitales hasta que el oponente no suponga una amenaza.