Detención de vehículo en marcha con disparo de escopeta





Técnica de detención de un vehículo, eligiendo el lugar y momento adecuado y disparando a una de las ruedas delanteras. Las ruedas delanteras restan capacidad de dirección al vehículo y, en el caso de los vehículos con tracción delantera, le restan tracción.

La munición que se utiliza depende del entorno, ya que existe la posibilidad de que se produzcan rebotes que pueden afectar a los ocupantes del vehículo o a algún transeúnte. Preferentemente, utilizaremos cartuchos del 12 del 4 con plomos de 6mm de diámetro. Su masa es suficiente para perforar casi todas las ruedas del mercado y, al mismo tiempo, no tienen masa suficiente para que un rebote pueda producir heridas mortales.

Es muy importante que el equipo que intervenga proteja al compañero que realiza el disparo de una posible respuesta de los ocupantes del vehículo.