Transición a lado izquierdo y una mano





Esta técnica de transición es la más usada actualmente por ser muy simple su ejecución. No obstante plantea algunos inconvenientes, como la inutilización de la mano izquierda (en el caso de los diestros), el tener que disparar con una mano el arma corta o la dificultad de realizar un arrastre de un compañero o subir por una escalera de mano con el arma larga colgando sin control.

Por otro lado, en comparación con otras técnicas, no supone una gran ventaja en la velocidad del desenfunde.