Transición tres puntos en movimiento





Las correas de tres puntos son adecuadas para armas de hasta 90cm de longitud. En armas más largas son más útiles las correas de dos puntos. En este ejercicio de transición podemos observar varios detalles:

  La correa se pasa por el hombro izquierdo y deja el arma colgada en el lado derecho, si el tirador es diestro, no al revés como se ve en muchas ocasiones.

2º Al soltar el arma larga, ésta gira por la espalda hasta quedar enganchada en una posición cómoda para poder correr, tirarse al suelo, cargar a un compañero herido, etc. Nunca la soltamos delante del cuerpo, donde nos puede golpear en las piernas o molestar al tirarnos al suelo, etc.

3º La extracción del arma colocada en el chaleco es mucho más rápida que la colocada en las fundas de pierna. La mano derecha extrae el arma de una forma natural y rápida al pasar después de hacer girar el arma larga hacia la espalda.

4º Si fuera necesario disparar con el arma larga, ésta llega a nuestras manos rápidamente tirando de la correa a la altura del hombro derecho con la mano izquierda, mientras la mano derecha enfunda la pistola y se dispone a empuñar el fusil de asalto.